Cómo domesticar a tu cerebro Cortesía de tu amigo el Dj Karaoke Boy 787-562-6984

Definitivamente tus palabras tienen mucho más influencia de la que podrías imaginar, ya que de la forma en cómo te hables depende el éxito de tu comunicación y el que logres o no tus metas. 

Para conducir tus palabras hacia el logro de tus objetivos, te recomiendo la aplicación de la Programación Neurolingüística, ya que esta, nos da las claves para dirigir nuestro cerebro de una manera eficaz, logrando una óptima comunicación con nosotros mismos y los demás. 


Al expresarnos solemos utilizar palabras como “tratare de hacerlo”, “lo estoy intentando”, “ya me canse de intentar”. Cada vez que dices “intentar, tratar” le sugieres a tu mente solo eso, un intento; en cambio si simplemente piensas en hacerlo, lo realizas y ya.  

Para comenzar a darle órdenes precisas a tu cerebro y avanzar, es importante analizar cuál es el  botón que te dispara a la acción. Es lo que te dices justo antes de hacer las cosas y que marca la diferencia entre tu actitud y tus resultados. 

Instrucciones, tiempos y tonos

 Cuando dices “tengo” y “necesito” llevas una fuerte carga, es decir una obligación muy pesada, lo que hace que te canses antes de comenzar. En cambio, si decides que quieres y haces las cosas, simplemente las harás, así de fácil.

Si usas “me gustaría”, “puedo” y “trato” seguirás sufriendo en el intento y te auto-justificaras por todo lo que tratas y haces.  En cambio, si optas por experimentar con el “quiero” y “voy a” saltaras del “dicho al hecho” fácilmente.

Los operadores de tiempo son la otra parte responsable de que nuestras metas se cumplan y aterricen y son “ahora”, “dentro de 10 días”, “en la fecha tal”, “en un mes”, etc. Si no le pones fecha a tus objetivos nunca se cumplirán.

También el tono de voz con el que te hables para realizar las cosas es importante, debe sonar en forma convincente ya que constituye el 38% de tu comunicación.

Háblate de manera eficaz


§         Dile a tu cerebro lo que si quieres que haga.

§         Para, tu cerebro pensar y hacer es lo mismo; lo que ya viste, escuchaste y sentiste como una posibilidad, seguro sucederá.

§         La parte inconsciente de tu cerebro carece de límites. El límite eres tú mismo, el que tú le pongas, el que tú ejecutes, el que tú decidas.

§         Tú cerebro acata tus órdenes. Por ello es importante que seas específico en lo que pides. 

Como podrás notar, la programación neurolingüística es un área muy importante a implementar en tu persona, ya que esta te ayudará a obtener los objetivos que te plantees en todas las áreas de tu vida.

Como sabes, toda técnica lleva un proceso de aprendizaje e implementación y puesto que la programación neurolingüística no es la excepción  nosotros te apoyamos para que aprendas a implementarla. 

Por Lic. Janet Delgado González
Asesoría y Capacitación